Un paso atrás

Goes tuvo la última del partido pero la bola no entró y el misionero cayó por 60 a 61 frente a Larre Borges en su visita a la Unión por la primera fecha del Clausura. Los de Reig dejaron escapar una buena chance de salir del fondo, que nuevamente Goes ocupa en solitario tras los últimos resultados.

Goes jugó un primer tiempo pésimo pero tuvo el orgullo para traer el partido en los segundos 20 minutos y apretar en el final. Sin embargo, Larre Borges aguantó las arremetidas y se terminó llevando el punto festejadísimo por el lado locatario, mientras que el misionero deberá masticar bronca y empezar a preparar el clásico de la semana que viene cuanto antes.

El primer cuarto avizoraba un partido que iba a ser muy duro: Goes no encontraba puntos mientras que el local defendía con decisión y buscaba a un inspirado Álex López en ataque. De esta manera, los de Pierri se iban a 11 cuando se habían disputado 8 minutos (parcial de 17 a 6) y la cosa pintaba fea desde el principio.

El equipo se mostraba errático y superado en actitud por parte de su rival. Las variantes que ingresaba Gustavo Reig no lograban cambiarle la cara al equipo y el primer chico se iría con tal solo 12 puntos convertidos (12 a 19).

Pero si el primer período había sido malo, el segundo fue aún peor. Goes se iría con tan solo 8 puntos en el cuarto y siendo ampliamente superado por un Larre Borges que jugaba el partido que quería, limitando notablemente todas las cosas buenas que el equipo venía mostrando en ofensiva hasta anoche.

Rick Jackson aparecía con algún doble pero resultó muy difícil destacar a un solo hombre en los primeros 20 de juego. Afortunadamente para el equipo, el medio tiempo llegó y aún había tiempo para hablar, corregir y reaccionar (20-36).

Y pareció que los jugadores entendieron el mensaje: un arranque frenético del misionero, de la mano de Fernando Martínez en la conducción, hacía que Goes lograra reducir las cosas a 7 cuando restaban 5 minutos para finalizar el tercero. Corriendo la cancha y defendiendo intensamente, el equipo encontró puntos importantes desde el arranque para no dejar escapar el partido.

Larre Borges asimiló el golpe y sobre el cierre logró poner algo de tierra de por medio entre los dos equipos, pero Goes no estaba para especular y logró cerrar el cuarto tan solo 7 puntos abajo (43-50). Había reacción y el partido estaba al alcance de la mano, como la numerosa cantidad de público que se acercó a alentar al misionero lo hacía sentir.

La nota negativa del encuentro era el hecho de que había jugadores bastante comprometidos con las faltas - como el caso de Martínez y Alexander – y ambos jugadores no terminarían el encuentro por esa misma razón. En el cierre, esto sería fundamental.

El último “chico” arrancaba mucho más polémico y friccionado dentro de un partido que ya había tenido bastante de lucha y decisiones cuestionadas por ambos lados. En ese embrollo, Martínez llega a su quinta falta y se va rápidamente del partido. A continuación, Johnny  Rodríguez también llega a su quinta y empareja las cosas en también en ese aspecto. En el juego, Goes intentaba arrimarse definitivamente pero Larre Borges defendía con uñas y dientes la diferencia conseguida.

El misionero lograba ponerse a  4 cuando quedaban 6 minutos y la hinchaba empujaba a rabiar, pero faltaba esa pequeña constancia que lograra dejar el partido a una pelota y meterle presión a un equipo que se empezaba a diezmar por eliminaciones y expulsiones.

Goes tampoco ganaba para disgustos y perdía a Alexander para los dos últimos minutos, momento en donde el local ganaba tan solo por 3 puntos. Brian García aparecía con un buen doble y dejaba las cosas por la mínima cuando entrabamos en la recta final del partido.

El estadio era una caldera y saldría victorioso el que menos errores cometiera. Larre Borges logró abrir de nuevo 3 unidades con una excelente penetración  del debutante Johnson pero Jackson aparecía en el otro aro para volver a arrimar al misionero cuando restaban solo 40 segundos para el final y el local pedía minuto para armar la jugada.

En la reposición, el tiro de Ramírez se va y Goes captura un rebote clave cuando el reloj marcaba 18 segundos. Acosta recibe, cruza la mitad de la cancha, consume algunos segundos y, muy encimado por la marca y con el pique agotado, descarga para Brian García, que tenía 5 segundos para obrar el milagro.

Desafortunadamente, su tiro, muy forzado, no entró y Rick Jackson no pudo cachetear el rebote. Los segundos y el partido se fueron en la última jugada del partido y Goes nuevamente los mirará a todos desde abajo por una semana más.

Habrá que dar vuelta la página rápidamente y pensar en cambiar el rumbo la semana que viene cuando Goes se mida a su clásico rival.

Link a las estadísticas: http://www.fibalivestats.com/u/FUBB/694304/index.html