Son multitud

El misionero suma tres victorias consecutivas y se prende en lo alto de la tabla.

“Cuando todo parece jodido es cuando hay que poner”, esa fue la premisa exacta con la que Goes afrontó esta recta final del año con actuaciones destacadas y un juego colectivo que estuvo a la altura para sacar un mal momento a flote. Mal momento porque cuando se tomó la decisión de cortar a dos de los tres extranjeros, apareció la suspensión a Shaw, y el panorama era incierto.

La vuelta de Rick Jackson fue exuberante. El pivot se acomodó muy bien en su partido inicial ante Olimpia y volvió a tener una gran noche frente a Sayago, colocando 25 puntos, y siendo clave en el planteamiento colectivo de los del Colo Reig.

La victoria en Ariel y la vía vino bien para confirmar que la cosa está bien encaminada. Ya sumamos 22 unidades, con ocho encuentros ganados y seis perdidos. El objetivo de estar entre los de arriba viene bien y el juego que ha demostrado el equipo en estos últimos tres partidos indica que se viene mejorando. Fue 88-75 ante Sayago, pero fuimos claros dominadores de las acciones en todo momento. Cuando los locales reaccionaron, enseguida apareció nuestro juego para comenzar a equilibrar la balanza.

Otro de los destacados fue Martín Aguilera, que demostró que fue un gran acierto su presencia. Anotó 24 puntos, cazó diez rebotes y tuvo dos robos para una gran noche. A su gran juego defensivo, con mucho ritmo e intensidad, se sumó su gran tiro de tres puntos, en el que viene siendo destacado. Luego el goleo estuvo repartido con Borselino marcando 13 puntos, Brause 12, Martínez 7 y Dellepiane 4.

Ahora el panorama está lindo con la vuelta de Jared Shaw y la posibilidad de tener a dos internos que han demostrado ser fundamentales para el equipo, tanto en lo individual, como en lo colectivo. Nacional será una gran prueba para medirnos y seguir metidos.