Saber sufrir

Goes consiguió un triunfo clave frente a Welcome por 73-66 en su visita al Parque Rodó y así la racha de victorias consecutivas se estira a cuatro (5-5 en el total). Charquero y Acosta fueron claves en la nueva victoria misionera, que esta vez supo cerrar mejor un juego muy sufrido. Esta vez, se supo cerrar el partido. Esta vez, se pudo salir adelante tras un segundo cuarto horrendo. Esta vez, Goes jugó como para meterse entre los ocho mejores. Lo hizo de visitante, sin su público en la cancha y demostrando la jerarquía que debe tener un equipo para pelear arriba. El partido fue malo, la noche colectiva también, pero de la mano de Charquero y Acosta el equipo de Ponce soporto la presión. Los libres de Martínez sobre el final terminaron dándole a Goes una victoria muy festejada y dándole mucho aire para la recta final de la ronda clasificatoria. El encuentro arrancó con Goes más metido en el partido. Cargando el juego para Nesbitt (que otra vez tuvo una buena noche) y con Charquero abierto, el misionero conseguía lastimar. Welcome, por su parte, dependía de lo que hacía Waddell, que tuvo un primer tiempo casi perfecto. Con pequeñas rentas de 5-6 puntos, el equipo de Ponce se mantenía arriba durante el comienzo, pero el tiro exterior no entraba y los extranjeros locatarios hacían mucho daño en la pintura, incluso con demasiada facilidad. El ingreso de Warner tampoco lograba frenar el buen arranque de Waddell, que mantenía a su equipo en prendido al partido. El cuarto terminaba 16-22, con ventaja de seis unidades para el misionero. Durante el segundo periodo se verían, sin lugar a dudas, los peores minutos de Goes en el partido. Tan solo siete puntos convertidos y un sinfín de pérdidas y decisiones apresuradas en el ataque. Para colmo, la figura de Waddell se hacía más fuerte que nunca, justo cuando comenzaba a recibir más compañía de Meira y Trelles en las ofensivas. Afortunadamente, el local también empezó a quedarse sin puntos y eso permitía que la desventaja (a esta altura, Goes ya había perdido la ventaja conseguida en el primer cuarto) no se dispare. A falta de un minuto aparecía un triple de Alejandro Acosta para dejar al misionero a tres puntos, pero un doble de Meira ponía cinco de distancia a favor de la W. Así nos iríamos al descanso, con un parcial de 18 a 7 y con la sensación de haberla sacado barata. 34-29 y mucho por mejorar. Para el tercero, Ponce volvía a poner al equipo titular en cancha (Martínez – Acosta – Vázquez – Nesbitt - Charquero), el quinteto que mayores resultados le dio a Goes en la noche. Así lo demostró el parcial de 10-0 que puso el misionero en dos minutos, para volver a hacerse del partido y para tomar cinco de ventaja promediando el tercer periodo. Con Acosta encendido desde el perímetro, Martínez manejando con mayor seguridad la ofensiva y con Nesbitt atacando mucho el aro, Goes se mostraba superior a su rival. Welcome lo arrimaba con un triple de Moglia y dos libres de Waddell, aunque de ahí en más el extranjero se quedó sin puntos y eso favoreció al visitante, ya que por el ex Miramar pasó todo el juego de los de Espíndola durante la noche. Sobre el cierre, Nesbitt iba a la línea y estiraba la ventaja a seis, pero dos libres de Terra en el otro aro dejaba cifras de 50-54 y la mesa quedaba servida para presenciar un último cuarto no apto para cardiacos. El periodo final mosto una tónica de mucho nerviosismo en ambos bandos. En este contexto y en estos tipos de partidos es cuando los jugadores de jerarquía aparecen. Y así lo hicieron los misioneros. Warner realizaba sus primeros puntos de la noche, Martínez se animaba a atacar a los grandes en la pintura y Charquero apretaba en defensa. Además, Acosta era una amenaza constante desde la línea de tres. El panorama parecía complicarse cuando, quedando tres minutos para el final, Trelles recibe una falta de tres puntos con el partido 60-59 para el local. Tras encestar 2 de 3, nuevamente apareció Warner para ponernos a uno, y luego Charquero desde el personal para devolvernos la ventaja por la mínima cuando el reloj ya marcaba cerca de dos minutos para el final. Dos libres de Terra en la recarga volvían a cambiar el líder del partido. Pero Warner, de buen último periodo, recibía una gran asistencia de Acosta -tras algunas posesiones sin puntos para ambos equipos – que la hundía, ponía nuevamente a Goes arriba a falta de un minuto y medio y empezaba a cerrar mejor el cuarto. En el siguiente ataque locatario, el base De Gouveia pierde la pelota tras un robo de Acosta, este descarga para Martínez y el más chiquito de todos se fue hasta el fondo sin parar más. Renta de tres para el misionero, una sola pelota de ventaja, pero un mundo de distancia para la cantidad de errores que ambos equipos habían cometido hasta ese entonces. Tras un minuto de Espíndola, Welcome malogró un tiro de tres en las manos de Trelles, Charquero bajo el rebote y Martínez la agarro para buscar la falta o hacer correr el reloj, que a esa altura marcaba 31 segundos para el final. El enano recibió la falta y metió los dos para darle cinco a un equipo que empezaba a saborear la victoria. El local conseguía disminuir a tres tras un doble rápido, pero nuevamente Martínez fue cortado, metió ambos libres y devolvió la ventaja de cinco. En el último intento locatario Acosta volvió a meter la mano y consiguió un robo que finiquitaba el partido. Nesbitt recibe la falta y encesta ambos libres para decretar un resultado final de 66-73 y una victoria sufridísima por parte de Goes, pero igual de valiosa. Ahora quedara corregir los errores mostrados hoy para llegar al partido con Cordón de la mejor manera e intentar estirar a cinco las victorias consecutivas justo antes de enfrentar a Aguada. Hoy el equipo dio una muestra de carácter en la calle Emilio Frugoni, sin su gente allí, pero con un pueblo detrás.