No salió nada

 

Goes cayó duramente frente a Defensor Sporting en cifras de 56 a 82 y se puso 2-0 abajo en la serie de cuartos de final al mejor de 5 juegos. Una derrota de punta a punta frente a un rival que dominó el partido desde el salto inicial. El misionero, por su parte, volvió a tener una noche negra desde el perímetro y se complica mucho de cara a lo que se viene.

Para qué mentirnos, anoche no salió nada. Fue una derrota muy dura por el contexto, no solo la diferencia en el tanteador. El equipo se quedó sin respuestas muy rápido y jamás tuvo chances serias de meterse en el partido por más que, como siempre, se intentó. La realidad es esa y que será muy difícil remontar esta serie en función de lo que se ha visto hasta ahora y de lo que uno supone que es la moral del equipo en este momento.

Pero esto es Goes, y nuestra historia dice que hay que levantarse siempre, por más complicada que venga la mano. El plantel lo sabe, ya logró revertir una situación muy difícil y terminó clasificando a una Liga Sudamericana. Toda una gesta por aquel entonces, apenas un mes atrás.

El basquetbol es así. La confianza es el factor clave en el rendimiento individual y colectivo, y hoy Goes no tiene la misma confianza con la que jugó el Clausura y gran parte de los Playoffs. La situación es distinta también, porque Defensor Sporting se reforzó con dos jugadores “clase A” y eso podrá sonar a excusa, pero es más que determinante en una serie larga. El rival también estudió a Goes de manera muy precisa y han sabido limitar el juego del misionero a niveles insospechados por todos, como se ha venido viendo en estos dos partidos.

La conclusión es que ni antes éramos tan buenos ni ahora tan malos, sino que las rachas son todo en una Liga tan pareja como esta. El equipo, en todas las circunstancias, ya sean las buenas como las malas, ha demostrado compromiso y carácter cuando se ha necesitado. Si el próximo lunes las cosas no vuelven a salir, merecerán el reconocimiento de la gente, el mismo reconocimiento que ellos le dan a la hinchada cada vez que pueden, porque la de Goes es una hinchada diferente al resto.

Lo sabemos todos los que tenemos el placer de seguir a este club. Quién no se ha quedado maravillado mirando a un pueblo entero vibrar por su equipo, a seguir un cántico de aliento y ver como los jugadores responden en la cancha. A hacer de la Plaza de las Misiones una localía imposible, a llenar el Palacio Peñarol en los clásicos y a colmar otras canchas aunque el equipo este último en la tabla. Eso es Goes, y esa es su gente.

Por eso el lunes el pueblo volverá a decir presente. Si se pierde, la gente se quedará hasta el final y reconocerá el esfuerzo de un plantel que lo dejó todo. Y si se gana, habrá una vida más. “En silencio nunca vas a jugar”, y el próximo partido tampoco será la excepción. Tranquilo el Goes.

Link a las estadísticas: http://www.fibalivestats.com/u/FUBB/857100/