Masticando bronca

Goes cayó en el clásico por cifras de 65 a 70 y dejó escapar una buena chance de vencer al rival de todas las horas. Un buen cierre de Aguada le permitió llevarse un partido que el misionero luchó pero no le alcanzó, y hoy el hincha de va masticando bronca.

No hay mucho que decir sobre estos partidos. Se perdió porque no se pudo cerrar bien el juego tras haber remontado una diferencia que llegó a ser hasta de 14 puntos promediando el tercer cuarto. El basquetbol es así, es cruel pero también suele ser justo. Y hoy Goes perdió por no llegar más entero al final que su rival. Aguada puso un parcial de 6-0 en el último minuto que terminó resultando lapidario para los intereses del misionero, echando por tierra el excelente trabajo realizado sobre el final del tercer cuarto y gran parte del último período.

El partido tuvo al misionero mucho más enganchado en el principio que su rival, dominando completamente las acciones en los primeros minutos. Aguada, con sus cambios, logró emparejar las acciones para irse al primer descanso largo perdiendo por 4 unidades (16-12). Resultaron muy interesante las defensas de Jackson y Brown sobre Curtis y Smith respectivamente, incluso cambiando muchas veces la marca para disminuir la diferencia física entre Brown y Smith. Además, Jackson encontraba sus goles en la pintura.

El segundo período ya fue otro cantar. Goes lideraba las acciones pero de a poco el rival iba encontrando su juego de la mano de Bavosi, una de las figuras de la noche. Además, promediando el cuarto se cambió a defensa zonal y eso provocó que Aguada encuentre tiros lejanos y puntos en tiros sin resistencia misionera. El local de esta noche pasaba por primera vez faltando dos minutos y se iría arriba por, también, 4 unidades al descanso largo (32-36).

Brown tiraba del carro en Goes acompañado por Jackson. Brian García ingresó bien y le dio al equipo aire fresco en ataque. Para el complemento había que mejorar mucho en defensa para no dejar que el rival se agrandara y siguiera de largo, mientras que los nacionales debían buscarse más opciones en ataque para seguir lastimando.

Sin embargo, el arranque de tercer cuarto casi define el partido. Aguada salió como un aluvión y se fue 12 puntos arriba en apenas cuatro minutos y medio de juego. Goes estaba desconcertado en ataque producto de una gran defensa rival y del otro lado Pereiras apareció con 3 triples fundamentales. A falta de tres minutos y medio, el local sacaba 14 de máxima y ponía a Goes en un verdadero aprieto.

Sobre el cierre, Goes empezó a encontrar en Fernando Martínez algo de seguridad y en Alejandro Acosta puntos importantes para empezar a darle vuelta la cara al partido. El ingreso de Brown también resultó gravitante y el misionero reducía las cosas a 5 puntos tras un parcial de 9 a 0 en dos minutos.  Smith puso dos libres sobre el final que le daban a Aguada diferencia de 7 puntos al finalizar el cuarto (45-52).

Goes había salido con vida de un parcial que pudo costar el partido. Ahora había que seguir el camino de los últimos minutos para poder meterse en partido nuevamente.

Pero Aguada nuevamente salía mejor y se iba por 11 con otro triple de Pereiras en tres minutos y medio de juego. El partido nuevamente cuesta arriba y el tiempo ya empezaba a apretar. Sin embargo, un parcial de 11 a 2 en los siguientes 4 minutos ponía a Goes, en un santiamén, a tan solo dos puntos. La hinchada enloquecía y el misionero iba a por más.

Faltando tres minutos y medio, Brian García se mandó un costa a costa espectacular que desembocó en doble y falta que ponía las cosas iguales y le daba a Goes la posibilidad de volver a pasar en la noche. Y así fue, Brian puso el libre y el misionero lideraba por 1 mientras Aguada pedía minuto.

En la reposición, el partido se volvió loco. Pasaron casi tres minutos sin que ninguno de los equipos pudiera anotar. Nervios, imprecisiones, mala suerte. Llámalo como quieras, pero Goes tuvo, al menos, cuatro chances de estirar la ventaja y  no pudo concretar.

A falta de 40 segundos, Aguada convirtió un doble largo que lo volvía a poner arriba en el marcador. Goes tuvo la bola en la siguiente jugada, pero Jackson y Martínez no se entendieron, la pelota quedó dividida y Jackson le cometió falta antideportiva a Pereiras, que metió ambos libres. Aguada se iba por 3 y tenía la pelota.

En la reposición, el rebote de un tiro forzado fue alcanzado por Bavosi y este fue cortado a falta de nueve segundos. Partido liquidado y Aguada, que cerró mejor, se llevó el clásico por 65 a 70.

El basquetbol da revancha y ya el próximo Lunes Goes tendrá la chance de dar vuelta la página en la Plaza de las Misiones. Ahora queda masticar bronca por no haber podido cerrarlo en el final y pensar en hacer mejor las cosas cuando nos toque enfrentar al rival de siempre en la próxima rueda. Esto es largo y recién comienza, aún hay tiempo para lograr cosas importantes.

Link a las estadísticas: http://www.fibalivestats.com/u/FUBB/694229/index.html