Lo mereciamos todos

Goes consiguió una merecida victoria ante Defensor Sporting en cifras de 89 a 78 y puso la serie 1-2 en el marco de los cuartos de final de la Liga Uruguaya. El misionero, que evito la “barrida”, mantiene las esperanzas de igualar las cosas el próximo jueves y se dio el gusto de festejar justo antes de un nuevo aniversario.

 

Lo merecíamos todos: jugadores, cuerpo técnico e hinchada. Por lo conseguido, por lo trabajado y por lo sufrido, Goes no podía irse de esta histórica Liga Uruguaya siendo barrido por Defensor Sporting en la jornada de anoche. Así lo sentimos todos y por eso cada uno hizo lo necesario desde su lugar.

Por un lado, Gustavo Reig comprendió que la propuesta de juego que se había realizado en los primeros juegos estaba siendo muy bien contrarrestada por el rival y había que buscar alternativas: de esta manera, Vázquez y Alexander intercambiaron sus marcas y desde ahí se empezó a cimentar el cambio.

A su vez, la presión en toda la cancha y la intensidad defensiva mostrada durante todo el partido fueron insoportables para un rival que se vio abrumado ante el esfuerzo colectivo que realizo el misionero durante todo el juego. Los jugadores eran conscientes de que anoche no se podía escapar la victoria y lo demostraron desde el salto inicial.

Además, esta vez sí que entraron los triples y la confianza fue aumentando a medida que pasaron los minutos. Los nacionales volvieron a ser determinantes (Vázquez y Martinez siendo fundamentales) y los extranjeros entendieron que anoche era más importante ayudar al equipo que destacar individualmente.

Por último, la gente. El pueblo misionero llego al Palacio para mostrarle su apoyo al equipo (y quizás hasta despedirlo) y termino dándose el gusto de festejar una victoria incuestionable, de punta a punta. Se volvió a vivir esa comunión entre la hinchada y los jugadores en la cancha a la que estábamos acostumbrados y esa siempre va a ser la mejor noticia, sin importar el resultado. Ver a Goes luchar contra equipos que lo triplican en presupuesto siempre es motivo de orgullo para todos, ni que hablar si se consigue ganar.

En definitiva, Goes está en la serie y nunca hay que darlo por muerto por mas cabizbajo que venga. Ejemplos sobran, el de anoche es otro de ellos. Ahora toca seguir trabajando para igualar la serie el próximo jueves y soñar con dar vuelta la historia. Tu pueblo volverá a estar presente, como siempre.