Este equipo da pelea

Goes derrotó a Biguá por cifras de 76-60 y llega a la última fecha con chances de meterse entre los ocho mejores. Tras un último cuarto casi perfecto, el plantel misionero demostró que está para dar pelea siempre. Brian García fue la figura sobresaliente de un partido que lo tuvo como abanderado de la reacción del equipo. No resultaba fácil jugar ante tu público justo después de la derrota clásica. Y así lo sintieron los jugadores en el primer cuarto, que mostró a Goes siendo dominado por su rival. Afortunadamente, la reacción llegó a tiempo y se terminó ganando con comodidad un partido que tuvo más de empuje que de juego, pero que igualmente sirvió para levantar el ánimo de todos los hinchas misioneros de cara a la última fecha del Clasificatorio. Brian García y Charquero, viniendo desde el banco, lideraron a un equipo que mostró carácter cuando el equipo más lo necesitaba. Más aún después de un primer cuarto muy malo, donde Biguá encontró en la pintura goles fáciles y se mostró acertado desde el perímetro. El quinteto inicial misionero estaba muy errático y no defendía bien, por eso la diferencia era amplia en juego y marcador. Salvo alguna aparición de Nesbitt, Goes no encontraba la manera de lastimar en la pintura y los nacionales tampoco encontraban sus tiros. Dos libres de Fernando Martínez a falta de un segundo dejaban a Goes 8 puntos abajo en el marcador: 15-23 y la reacción tenía que aparecer. Afortunadamente, hoy el banco de suplentes iba a ser clave para la reacción del equipo en el segundo período. Con García y Charquero en cancha, Goes se puso a 3 puntos tras un tremendo arranque de Nesbitt. Apretando en defensa y saliendo con transiciones rápidas, Goes asfixió a su rival, que se quedó sin gol. A los cinco minutos de juego el misionero había dado vuelta el partido y tomaba por primera vez las riendas del juego. Las variantes seguían saliéndole bien a Ponce que vio en Pereira un buen recambio y el “Pata” no defraudó. Faltando un minuto para el final Pereira ponía a Goes por una máxima de 8 puntos tras una gran jugada colectiva que derivó en triple. Pero Osimani también apareció y dejó a su equipo a 6 cuando sonó la chicharra por segunda vez. 39-33 y la reacción dejaba a Goes liderando el juego. Tras el descanso, el equipo salió un tanto desordenado y eso permitió al visitante rápidamente ponerse a tiro. De ahí en más, el juego se hizo parejísimo y las diferencias se hicieron mínimas de un lado y otro. Goes encontraba en García una garantía en ataque y seguridad en defensa, mientras que Biguá buscaba con Borsellino puntos en la pintura. El extranjero Glenn cometía su cuarta falta rápidamente y eso beneficiaba al local, ya que el pivot visitante estaba siendo casi imposible de marcar por parte de nuestro foráneos. Quizás Charquero fue quién mejor lo hizo, pero de todas formas su ausencia se haría notar en el funcionamiento de Biguá. Warner también aparecía con su juego en el poste y era otra buena noticia, pero la realidad es que la paridad era absoluta y eso se reflejaba en el marcador: 53-54 y diferencia mínima a favor del visitante cuando finalizaba el tercer período. Cuando todo parecía indicar que el último cuarto sería no apto para cardíacos, Goes puso lo que hay que poner y literalmente aplastó a su rival. Defendiendo con muchísima intensidad y atacando inteligentemente, el misionero abrió una renta de 5 unidades en tan solo dos minutos de juego. Además, Glenn y Borsellino salían por quinta falta en jugadas consecutivas y el partido empezaba a definirse para el lado locatario. Con Charquero y García como baluartes, Goes se iba arriba por 12 puntos en cinco minutos y Biguá se desesperaba por descontar la diferencia, pero no lo lograba. El “Pato” se quedó sin recambio y sus nacionales sintieron la acumulación de minutos en el cierre. Un doble de Brian García a falta de cinco minutos abría 14 de renta y la sensación de que el partido no se escapaba más. De ahí en más Goes prefirió bajarle las revoluciones del partido y empezar a hacer correr el reloj. A medida que iban corriendo los minutos y las diferencias se mantenían, Ponce decidió ir dándole entrada a jugadores desde el banco. Aun así, la diferencia seguía creciendo y llegó a ser de 19 puntos tras una hundida tremenda de Nesbitt, goleador del partido. Sobre el final un triple visitante maquilló un resultado que mostró al misionero como claro dominador del juego. El punto vale oro. Por seguir peleando, por recuperarse de la derrota del pasado clásico, por demostrarle a la gente que este equipo quiere dar pelea. Goes se jugará el próximo jueves frente a Defensor Sporting su pasaje a la Superliga y ningún misionero se lo puede perder. Los esperamos a todos para agotar el sector visitante de Bohemios y alentar a los nuestros una vez más. Link a las estadísticas: http://www.fibalivestats.com/u/FUBB/373854/index.html Link a la App de Goes: http://www.theninjafactory.com/goes.html