En una nube

Goes derrotó categóricamente a Olimpia en la Cúpula de Colón por cifras de 98 a 75 y clasificó a la Liguilla y a los Playoffs de la Liga Uruguaya. Además, el misionero llega a la última fecha del Clausura con la chance de salir campeón y clasificar a la Liga Sudamericana. Momento soñado e impensado hace apenas algunos meses atrás por todos los misioneros, pero esta es la realidad y hay que disfrutarla como se debe.


Cuando Goes perdió con Bohemios en un “duelo por la permanencia”, allá por la mitad del Apertura, más de uno vislumbró un futuro negro. Y no era para menos porque al equipo no le salía nada. Sin embargo, y de la mano de Gustavo Reig como entrenador, el misionero le dio la vuelta a una situación complicadísima, que hoy se consagra con una merecida clasificación a la Liguilla. La receta fue apostar por el juego interno con los extranjeros y darle la confianza necesaria a los nacionales, que fueron creciendo en conjunto hasta llegar a ser la clave del equipo y de este momento que todos los hinchas disfrutamos.

Eso explica, también, la victoria de anoche. Los 3 nacionales titulares (Acosta, García y Vázquez) más la entrada de Martínez le dieron al equipo la intensidad necesaria en defensa (15 pérdidas del local) y un plus en ataque para un equipo que logró tener 6 jugadores en dobles dígitos. Los extranjeros volvieron a demostrar que con ellos el equipo funciona como tal y se agradece cada segundo que ambos tienen en cancha.

Un auténtico recital de basquetbol dio Goes en el partido más importante del torneo, cuando había que ganar para poder asegurar la clasificación y seguir en carrera por el campeonato. Rompiendo el partido en el segundo período, sufriendo un poco en el arranque del tercero
pero aplastando al rival cuando más apretaba, los de Reig demostraron que pasan el mejor momento del año, y vaya si sucedió en el momento justo.

El último período sobró, ya que Goes llegó a manejar rentas de hasta 27 puntos. El rival, que quedo abatido tras un tercer cuarto fulminante, tuvo en el ex misionero Harrison su mejor hombre, pero estuvo poco acompañado. Lo contrario al misionero, que repartió su goleo de
manera sobresaliente (Acosta 16, Brian 19, Vázquez 18, Alexander 16, Jackson 17 y Martínez 12) y la sensación de que el partido se podría haber jugado dos horas más pero la defensa iba a estar impasable. Antes, el visitante logró correr la cancha muchísimo en la primera parte y la explosividad de Brian García marcó el ritmo del juego cuando Olimpia llegó a ponerse a 8 puntos tras un mejor arranque de tercer cuarto por parte del locatario. Goes supo recibir el golpe y apostó nuevamente a la fórmula que le había dado réditos en los primeros cuartos: defender y correr si la pelota se recuperaba. Y así fue. El misionero volvía a irse por 20 puntos y esta vez la ventaja iba a ser insalvable.
De ahí en más, las diferencias se administraron bien y el final solo sirvió para que los jugadores con más desgaste se llevaran una merecida ovación de un público que volvió a colmar las entradas que se les otorgaron. Como siempre, pero nunca deja de ser destacable.

El próximo Viernes Goes irá por ponerle la guinda a un torneo que ya es histórico, pase lo que pase. Frente a Urunday, el misionero tendrá la chance de salir campeón. La Plaza estará llena, y es que el hincha misionero nunca falla, sobre todo cuando es una cita con la historia.


¡Tranquilo el Goes!

Link a las estadísticas: http://www.fibalivestats.com/u/FUBB/694383/bs.html