“En la orilla…”

Goes cayó en su visita a Bohemios por 92 a 94 en el alargue y perdió un punto clave en la lucha por el descenso. El misionero remontó una diferencia que llegó a ser de hasta 26 puntos, forzó un alargue dramático que nos hizo soñar a todos pero en el final volvió a perderlo y la situación se agrava a medida que pasan los partidos.

Parecía que el partido se iba en tan solo cinco minutos del tercer cuarto, pero un pasaje de diez minutos a todo corazón del equipo redujo las diferencias y puso nuevamente a Goes en juego. En el final García tuvo la bola para ganarlo, pero el tiro pasó cerca y hubo alargue, donde parecía que Goes por fin encontraría la tan ansiada victoria.

Sin embargo, otro cierre fatal permitió al local llevarse un festejadísimo punto y dejar al misionero más hundido que nunca en la tabla. Este es, quizás, el peor momento que vive el club desde su vuelta a primera, es por eso que el pueblo misionero debe estar más unido que nunca y seguir apoyando a este proyecto como el primer día.

Ahora viene un parate importante donde habrá que seguir trabajando en mejorar el rendimiento colectivo, pero más importante aún será trabajar en la confianza de un equipo que ya dejó escapar tres puntos claves en las últimas posesiones.

La noche de hoy fue como una pesadilla. Un arranque impreciso, irregular, típico de un juego en el que había mucho por ganar y perder. Bohemios empezó a sentirse mejor y, a medida que transcurrían los minutos, fue encontrando una diferencia que se fue haciendo mayor y terminó explotando en el tercer cuarto, donde llegó a tener 26 puntos de renta y prácticamente daba por cerrado el partido.

Goes empezó a encontrar cierta fluidez en ataque y la defensa empezó a hacer daño a un locatario que había jugado muy cómodo durante prácticamente todo el encuentro. El misionero, de la mano de Rakim Brown y Brian García, que trajeron a Goes a base de corazón, se ponía a tiro en apenas dos minutos del último período: la hinchada empezaba a creer y la pesadilla podía transformarse en una victoria soñada.

El partido se emparejó abruptamente y las imprecisiones volvieron a ponerse a la orden del día. En ese caos, Brown brillaba y Goes se la seguía creyendo. Más aún cuando el misionero se puso adelante faltando apenas un minuto y medio, pero Bohemios encontró la forma de emparejarlo y tener la última bola del partido.

Afortunadamente en ese entonces, el local falló y Brian tuvo la última, pero su triple lejano tocó el aro y salió disparado hacia afuera. Era final y había alargue.

En el suplementario Brown jugó una enormidad y nos llegó a poner 6 puntos arriba, pero un parcial de 8 a 0 para el local en el cierre tiró por tierra todos los sueños que había en la tribuna y los volvió a transformar en una pesadilla.

Toca levantarse nuevamente y esto no es nada nuevo en Goes. Ganas sobran, apoyo también, solo queda seguir trabajando y estar convencidos de que esto se puede dar vuelta. Tranquilo el Goes, hoy más que nunca.

Link a las estadísticas: http://www.fibalivestats.com/u/FUBB/694269/