Dura derrota

Goes perdió 71 a 85 el segundo clásico del año y ahora no tiene margen de error si quiere meterse en la Superliga. Tras un primer cuarto de terror, el equipo luchó pero se mostró impotente ante un rival que lo superó de principio a fin. 11/26 frente a 5/22. Esa fue la diferencia de triples entre uno y otro equipo en la noche de hoy. Aguada venció a Goes a partir de un primer cuarto demoledor que le dejó al visitante una ventaja de 17 puntos, ya insalvable en el resto del partido por más que Goes se pusiera, en el tercer cuarto, a 6 puntos. Pero por ese entonces  el equipo malogró varias chances de seguir descontando y en el último cuarto se liquidó con la aparición de un colosal Barrera. Calvin Warner fue la figura de un equipo que nuevamente volvió a jugar mal y perdió de manera justa. Salto inicial. Lo gana Goes. La pelota le cae a Martínez que sale hacia el primer ataque, pero una mano se pone en el medio, la pelota pega en el “Enano” y esta sale disparada hacía la mitad de la cancha. Zona y primera pérdida del juego. En diez segundos. Esa jugada resume el período en el que Goes perdió el partido, al menos en ofensiva. El defensa, la zona 2-3 que planteó Ponce en el arranque no pudo parar a los tiradores rivales y eso nos costó una infinidad de tiros abiertos y sin marca, de los cuales la mayoría entraron. Nesbitt al principio, Acosta durante el final y poco más. Goes se iba 14-31 abajo y con muchísimo para cambiar si se quería dar vuelta la historia. Para el complemento la figura de Calvin Warner se haría enorme y eso permitiría a Goes comenzar a descontar diferencias, pero Aguada se encontró con Demian Álvarez encendido y, gracias a él, su equipo seguiría cómodamente al frente. El ingreso de Brian García le daba al equipo un pequeño plus en defensa, pero Aguada lastimaba mucho cuando Goes rompía la defensa zonal y, cuando la zona se retomaba, volvía a aparecer el tiro exterior. Un doble y falta por parte de Warner a falta de seis minutos ponía a Goes 8 tantos abajo, pero de la mano de Barriola y Barrera, que también fueron figuras en el rival de hoy, el “aguatero” se iba por 12 y había que volver a remar. Sobre el final, Dellepiane probó un triple sobre la bocina que casi ingresa y así fue que nos fuimos al descanso: 39-51 con el partido relativamente a tiro pero la sensación de que el equipo estaba por debajo de su nivel y sufriendo en cancha era muy evidente. El tercer período mostró, quizás, lo mejor de Goes en el partido, pero otro mal cierre le volvió a permitir al rival llegar más entero al final y la diferencia no se terminó de reducir. Warner seguía a lo suyo y Goes lo agradecía. Un parcial de 7 a 2 con el norteamericano a la cabeza ponía a Goes por primera vez en el partido a 7 unidades, pero Álvarez volvía a poner tierra de por medio con otra bomba y recuperaban 10. Tras una corrida de Vázquez cuando quedaban seis minutos la diferencia se reducía a 6 puntos y una luz de esperanza aparecía sobre la tribuna misionera, pero de ahí en más el misionero se transformó en un saco de nervios y le costó una enormidad definir las numerosas chances que aparecieron en el ataque. Prácticamente no se lograron sacar tiros fáciles en tres minutos de juego justo cuando el rival tuvo su único momento malo del partido. Con las ofensivas muy forzadas y las pérdidas a la orden del día era muy difícil seguir descontando. Aguada lo aprovechó y en un par de corridas volvían a abrir 10 de ventaja y empezaban así a definir el juego. Una bomba de Barrera sobre la chicharra abría 13 de distancia de cara a un último período que, salvo un milagro, terminaría en derrota. Lamentablemente, el milagro no ocurrió. Barrera arrancó con todo y definió el juego en apenas dos minutos. Manejando los hilos del partido a su antojo para asistir cuando debió hacerlo y para tomar tiros cuando su equipo lo necesitó, el rival nos sacaba 16 puntos y la ya cosa pintaba demasiado fea. De ahí en más, Goes intentó luchar pero las pelotas no entraron y las resultaba prácticamente imposible generar alguna racha, por pequeña que sea. El visitante manejó rentas de hasta 19 puntos, pero sobre el final algunos puntos de los extranjeros dejaron una diferencia de 14 puntos en el tanteador y un resultado final de 71 a 85. Dura derrota que corta una racha de cinco victorias consecutivas. El equipo lo intentó y eso no es nuevo ya que la actitud siempre está, pero cuando no hay juego no hay buenas intenciones que valgan y Goes hoy jugó a merced de su rival. Esa es la realidad y hay que afrontarla. Aún quedan dos partidos y las chances de meterse entre los ocho dependen del propio Goes, por eso la responsabilidad de reponerse de este momento está en los jugadores y en el cuerpo técnico, que tendrán la chance de dejar a Goes entre los mejores una temporada más.   Link a las estadísticas: http://www.fibalivestats.com/u/FUBB/373845/ Link a la App de Goes: http://www.theninjafactory.com/goes.html