Cayó el invicto en la Plaza

Goes perdió frente a Defensor Sporting en cifras de 85 a 89 y sufrió la primera derrota en condición de local en lo que va de Liga Uruguaya. Un mejor cierre del equipo fusionado permitió a la visita llevarse un punto que el Misionero peleó hasta el final. Shaw, que fue expulsado al finalizar el encuentro, volvió a ser la figura descollante del equipo con 31 puntos y 12 rebotes.

No pudo ser. Se peleó frente a un gran equipo, pero no se pudo. Defensor Sporting rompió la paridad reinante del encuentro cuando Shaw abandonó el juego por quinta falta a falta de dos minutos y no lo soltó más. Antes, los de Gustavo Reig se las habían arreglado para contrarrestar un excelente arranque visitante y para tomar, durante varios tramos del partido, la delantera en el marcador.

El segundo tiempo, que fue de absoluta paridad, tuvo a Goes siendo superior a su rival, pero en el último período los detalles hicieron diferencia y la gran rotación con la que cuenta el ex entrenador Misionero, Álvaro Ponce, resultó decisiva para que Defensor Sporting se logre llevar el juego. El local no tuvo la claridad ni las piernas para llegar finos al final y eso se notó. Además, la baja de la figura ofensiva Misionera en el tramo final fue lapidaria para los intereses de los dirigidos por el “Colo”.

Además del mencionado Shaw, Fernando Martínez, Martín Aguilera y Rodrigo Brause fueron fundamentales en distintos aspectos del juego y en distintos momentos del partido. El “Enano” volvió a ser el líder de un equipo que juega al ritmo que él genera (16 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias); Aguilera volvió a ser una roca defensivamente y se lo ve con cada vez más confianza en ataque (13 puntos, 6 rebotes, 2 robos y 2 bloqueos) mientras que Brause entró desde el banco con muchos puntos y claridad ofensiva. Además, aportó el compromiso de siempre en una defensa que lo encontró, casi siempre, emparejado con rivales más rápidos de piernas que él. El ex Biguá tiró de oficio para terminar cerrando el juego en cancha (14 puntos, 4-5 en triples).

A pesar de la derrota, el balance del juego es positivo. Se peleó hasta el final con un rival que se armó para salir campeón y el equipo fue superior durante varios tramos del partido. Quizás el final deja un sabor amargo porque llegaron los libres y cuando el juego se hace pausado, irrita, pero lo cierto es que jugando de esta manera será muy difícil, para cualquier equipo, poder llevarse el punto de la (casi) inexpugnable Plaza de las Misiones.

Ahora toca seguir porque esto aún es largo y queda mucho por decir. De hecho, habrá revancha con el propio Defensor Sporting. De momento, a prepararse para la visita del próximo lunes al Prado, donde nos espera Urunday Universitario. Vamos para allá con buenas sensaciones y con un pueblo detrás.

Link a las Stats: http://www.fibalivestats.com/u/FUBB/961644/bs.html