Categórico

festejo

Goes (1) aplastó a Trouville (2) en cifras de 91 a 68 y forzó el cuarto partido de la serie. El misionero salió decidido a dominar el partido y terminó realizando unos de los mejores encuentros de la temporada. El próximo lunes los de Ponce intentarán igualar las cosas para forzar el último juego.

Era hoy. Goes no podía especular más ya que no había mañana, y el equipo terminó regalándole a su público una categórica victoria frente a un rival que se vio superado desde el salto inicial. Defendiendo con muchísima intensidad, corriendo la cancha y mucho más acertado desde media distancia que el pasado lunes, el misionero demostró porqué tiene razones suficientes para superar a Trouville en la serie.

El primer cuarto arrancaba con el locatario rabioso: en apenas dos minutos y medio, Goes metió un parcial de 11 a 4 que obligaba a Tito a pedir minuto y reordenar las cosas. Forzando muchas pérdidas rivales y corriendo con mucha decisión, el misionero se las ingeniaba para dominar los primeros minutos.

Tras el parate, los de Ponce seguían a lo suyo y lograban ponerse a  13 unidades cuando aún restaban cuatro minutos de juego. Warner y Matthews hacían mucho daño en la pintura, mientras que Vázquez era el perimetral más destacado, rompiendo una y otra vez la defensa visitante.

Se abría máxima de 16 a dos minutos del final, y Trouville no paraba de perder bolas. Diez pérdidas en el cuarto para el visitante, que no le encontraba la vuelta a una defensa asfixiante. Recién sobre el cierre apareció alguna cosa de “Mussa”, pero la diferencia se iba a 18 tras un doble de Warner, que ya en el primer cuarto llegaba a dobles dígitos en anotación.

El cierre del primer chico dejaba un parcial consecuente con lo mostrado por ambos equipos en cancha: 24 a 6 y la primer parte de la tarea, hecha.

El segundo período iba a arrancar con una pequeña reacción del visitante, pero rápidamente los de Ponce volvieron a poner tierra de por medio. Fernando Martínez ponía un triple que le daba 19 de renta a los suyos, y de ahí en más el misionero no dejó que su rival achicara.

Dominando el trámite con ofensivas trabajadas y tiros abiertos, el local no encontraba oposición y Trouville empezaba a complicarse con las faltas. Sobre el final, Goes empezaba a coquetear con diferencias de 20 puntos, mientras que el rojo de Pocitos se desesperaba. Fruto del nerviosismo visitante, Cáceres recibe dos faltas técnicas en apenas un minuto y queda descalificado. A esta altura, el partido ya empezaba a decantarse para los de Ponce.

Llegaba el descanso y el marcador era dominado completamente por el misionero: 46 a 26 en 20 minutos prácticamente perfectos. Ahora había que descansar y tratar de mantener el ritmo para no complicarse.

El tercer cuarto nuevamente mostró a los de Tito queriendo meterse en el partido pero la realidad era que Goes no quería saber nada con dejar escapar la serie esta noche. Vázquez con una defensa sobresaliente sobre “Mussa”, Acosta controlando sin problemas a Romero y Brian García anulando a Izuibejeres fueron factores claves para limitar cualquier intento de remontada. Newsome apareció para darle algo de aire a los suyos, pero nunca estuvo bien acompañado y terminó mezclándose con la pálida noche de sus compañeros.

Mientras tanto, Goes se iba por 24 puntos promediando el período y luego a 26 tras un doble de Matthews, que de a poco va encontrando buenas sensaciones. El texano es mucho más fuerte que los internos rivales y causó estragos en el rebote ofensivo.

Trouville intentaba cortar la renta pero lo cierto es que el partido se liquidó muy rápido. Goes era amo y señor del juego y las diferencias raramente bajaban de las 20 unidades.

El final del tercero dejaba un parcial de 66 a 47, una pequeña luz de esperanza para el visitante que, sobre el cierre, se encontró un poco más sólido, pero aún debía esperar una notable mejora individual y colectiva además de una debacle locataria, algo prácticamente imposible.

El último período no iba a cambiar el libreto. Goes firme, intenso defensivamente y muy acertado desde el perímetro. Especialmente Brian García, nuevamente una destacada figura en el misionero. El escolta apareció en el arranque del cuarto con dos bombazos de tres puntos para mantener la diferencia en aquel entonces y terminó de desarmar cualquier intento de recuperación visitante, además de aportar la habitual defensa sobre su marcador.

Con 5 jugadores en dobles dígitos y un gran rendimiento colectivo, los de Ponce realizaron, quizás, el partido más completo de la temporada. Una especie de auto homenaje de un equipo que mostró lo que mejor sabe hacer en 40 minutos.  Esta victoria debe servir para creerse que se puede llegar a más, aunque el objetivo aún sea lejano.

A medida que los minutos transcurrían y el final se acercaba, Trouville continuaba perdiendo jugadores por faltas y buscaba de manera desesperada acortar distancia. Goes aprovechaba y abría rentas de hasta 28 puntos de la mano de un triple de, cuando no, Brian García, que llegó a 19 unidades y fue el goleador del partido junto a Sebastián Vázquez, que está llegando en franca mejoría a la fase final de la Liga Uruguaya.

Los minutos finales sobraron. Marcador de 91 a 68 y el próximo lunes se librará una nueva batalla, esta vez por igualar la serie o irse a casa. Será nuevamente en Plaza de las Misiones, y la hinchada volverá a llenar su estadio para apoyar a un equipo que hoy fue categórico. Los esperamos a todos para aportar nuestro granito de arena.

Link a las estadísticas: http://www.fibalivestats.com/u/FUBB/582441/index.html