Aplastante

Goes derrotó de manera muy clara a Biguá en cifras de 80 a 48 y se despide del año con una importante victoria pensando en lo que se viene. El misionero fue dominador del juego desde el salto inicial y no dio opción a un rival que acusó mucho la falta de su extranjero más determinante.

La Plaza de las Misiones despidió el año por todo lo alto tras una cómoda y clara victoria frente al “Pato” de Villa Biarritz, confirmando la mejora que el equipo ha mostrado desde la llegada de Gustavo Reig (récord de 5-3) y un paso más cerca del lugar que Goes pretende ocupar en la tabla de posiciones cuando finalice el clausura.

El partido arrancaba con Goes marcando la cancha: buenas defensas, transiciones rápidas y el aro abierto para generar un parcial de 12 a 3 en cuatro minutos de juego. Biguá no encontraba gol por ningún lado y la explicación la daba la defensa misionera. Además, Jackson lastimaba en la pintura y el equipo lo agradecía.

El primer período terminaba con ventaja misionera y la necesidad de plasmar lo realizado hasta ese entonces en el segundo cuarto. Había que corregir el rebote defensivo ya que el rival aprovechó algunas dudas y generó casi todos sus puntos de segundas oportunidades (18-9).

Un vendaval misionero en el comienzo del segundo cuarto fue un adelanto de lo que pasaría en el partido de ahí en más, y es que la diferencia se iba a 19 puntos tras solo tres minutos de juego. Biguá parecía absolutamente superado mientras que los de Reig movían la pelota con inteligencia y cargaban prácticamente todo el juego en dos hombres: Jackson y García, en ellos estaba la clave del partido.

El visitante amagó con una reacción de la mano de Mauricio Aguiar, que puso 10 puntos seguidos en poco menos de dos minutos. De todas formas, Goes volvía a encaminar el juego con el ingreso de Fernando Martínez y la diferencia al descanso ya era considerable (44-27).

La mitad del trabajo estaba hecho, ahora tocaba mantener el ritmo en defensa y seguir moviendo la pelota en ataque. Alexander no había podido recibir bolas limpias aunque defensivamente estaba siendo fundamental. Alejandro Acosta, por su parte, volvió a dejar otro gran encuentro desde la conducción del equipo.

El tercer período tenía a Goes igual de concentrado y dominador en el partido, tirando por tierra cualquier intención de Biguá para traer el juego. La figura de Fernando Martínez se fue haciendo cada vez más importante mientras que García y Jackson seguían haciendo de las suyas en ataque.

Un doble de Alexander ponía 21 de máxima a falta de seis minutos y, de ahí en más, la diferencia se mantendría o iría creciendo a medida que pasaban los minutos. Un doble de Martínez a falta de 26 segundos abría 23 y el partido estaba prácticamente cerrado a falta de un cuarto por disputarse (60-37).

Un trabajo defensivo sobresaliente, y en ataque, una notable labor de Jackson y Alexander en la pintura, tuvo al misionero poniendo 11 de 22 triples (52%), factor clave en varios momentos del juego para generar distancias importantes.

El último período sobró. Goes llegó a sacarle 34 puntos a su rival y ambos equipos empezaron a darle minutos a sus menos habituales cuando aún restaban varios minutos para el final. Aún así, el misionero se las arregló para nunca desconcentrarse y siempre llevar las riendas del partido sin importar lo que decía el tanteador.

Llegó el final y el cierre del 2017 muestra a Goes en franca mejoría. Las próximas fechas llegarán rivales muy difíciles y será importante llevarse algún resultado para poder seguir escalando en la tabla y empezar a despedirse de la lucha por no descender. Por el momento, en Enero habrá que visitar a Defensor Sporting en lo que será el primer juego de 2018.

Nos vemos allí. Feliz año nuevo a todo el pueblo misionero.

Estadísticas del partido AQUÍ.