Agrandado

Goes volvió a ganarle a Hebraica en cifras de 88 a 82 en la primera fecha de la Liguilla y sigue viviendo un momento soñado por todos los hinchas. Tras otra labor defensiva descomunal, el equipo de Reig superó una vez más al último campeón de la Liga y escala posiciones apenas comenzada la etapa previa a los Playoffs.

Goes está agrandado. Lo ves cuando Brian García la intenta hundir y la pelota se sale, pero en el siguiente ataque se tira un triple que reventó el Palacio Peñarol. O cuando le das un metro a Alejandro Acosta, que se te va en velocidad o se saca un tiro infalible que te va destruyendo la moral. Ni que hablar de cuando entra Fernando Martínez, al que le da para poner dos triples consecutivos y presionar en defensa como si tuviese 23. Y a no olvidarse de Sebastián Vázquez, al que la selección lo devuelve cada vez con más confianza, además de la entrega de siempre.

De a poco, este equipo está empezando a ser el rival a batir y no aquel equipo que salía a ver si se le daba la chance. Ese es el Goes del Clausura y el que arrancó la Liguilla. Aún queda mucho y habrá que ir partido a partido (tal y como dijo Gustavo Reig) pero la realidad es que este presente invita a soñar.

Anoche a Goes lo sufrió Hebraica. El misionero ahogó a su rival en defensa y logró manejar el partido desde el final del primer cuarto hasta la última bola del partido. No sin sobresaltos, pero claro, estamos hablando del último campeón de la Liga Uruguaya. Otro buen trabajo del equipo en el ataque también, repartiéndose el goleo como nos tienen acostumbrados. Los nacionales volvieron a ser los destacados aunque Alexander fue una pieza importante en ofensiva y Jackson en la protección del aro. Brian García volvió a ser el goleador con 20 puntos, secundado por Alexander con 19 y Acosta con 16. Vázquez apareció en el tercer cuarto y terminó con 15, mientras que Martínez tuvo excelentes minutos viniendo desde el banco para poner 12 unidades. De esta manera, Goes terminó con cinco jugadores arriba de los diez puntos.

Hebraica dependió en todo momento de lo que pudieron hacer Leandro García Morales y Hicks. Por momentos pudieron mantener a su equipo en partido, pero al mínimo error Goes aparecía con un vendaval de básquetbol y lograba tomar diferencias. Aun así, el macabeo mostró algunas cosas interesantes en el arranque del juego y en el arranque del último período, donde lograron ponerse a tres puntos cuando restaban siete minutos para el final.
Sin embargo, el misionero hoy no estaba para festejos anticipados ni para tomarse un partido de descanso. Acosta agarró la conducción del equipo y se encargó de dar juego cuando correspondía y de buscar sus puntos cuando la ocasión lo ameritaba también. Y así fue que Goes por primera vez tomaba una renta superior a la de un dígito, a través de un triple del propio base.

De ahí en más, los de Reig no lo iban a dejar escapar. Leandro García Morales le puso un poco de suspenso al juego con un triple que los metía en el partido sobre el final, pero Fernando Martínez y los libres son una historia aparte y el punto se iría derecho a la Plaza de las Misiones.

Ahora toca recibir a Urunday Universitario en una Plaza de las Misiones que volverá a ser una caldera. Y no es para menos, porque este equipo garantiza entrega y buen juego, como si eso fuera poco. Los misioneros estamos disfrutando como nunca con este equipo y cada partido será una chance de seguir haciéndolo. Nos vemos todos allí, en nuestra casa.

Link a las estadísticas: http://www.fibalivestats.com/u/FUBB/837174/bs.html