De dientes apretados

Goes venció a Larre Borges en el debut por cifras de 79 a 73 luego de igualar en 64 tras 40 minutos de juego. En el partido, y en el alargue también, Fernando Martínez fue la figura de un equipo que sufrió mucho más de lo esperado pero que finalmente se anotó el primer punto en una Plaza de las Misiones abarrotada.

En la previa, el Misionero era amplio favorito a llevarse el juego teniendo en cuenta que el visitante no disponía de uno de sus extranjeros mientras que el local llegaba con el equipo entero a la orden del nuevo entrenador del equipo, Daniel Lovera. Sin embargo, el juego se hizo muy cuesta arriba en la segunda parte del partido e incluso se puso en riesgo la victoria en más de una ocasión, pero con un Fernando Martínez inspirado y un cierre mucho más acorde a la calidad del equipo, Goes terminó festejando previo al clásico, que ya está a la vuelta de la esquina.

El encuentro arrancaba desprolijo, típico de un arranque de Liga donde los equipos aún se están conociendo; en ese contexto, Goes sacaba algo de renta al principio y dominaba el juego a pesar de no sentirse del todo cómodo en la cancha. Un parcial de 14-5 a falta a de 3 minutos para el cierre del primer chico mostraba que el local no quería sobresaltos.

Sobre el cierre, “Larre” probó con algunas variantes que empezaban a darle algo distinto al equipo de Luis Pierri (quien hasta hace poco ocupó el puesto de entrenador del equipo femenino de Goes). Sin embargo, el final no reducía distancias y el Misionero se iba arriba por 18 a 9. Martínez ya empezaba a mostrar maneras en el partido mientras que los extranjeros Jackson y Brown, que hoy se presentaron oficialmente con la casaca de Goes,  aparecían por momentos.

Para el segundo cuarto, tocaba mejorar la defensa del rebote en el aro Misionero y correr más la cancha, pero el visitante le ponía más actitud que juego y eso empezó a complicar al locatario.

Goes sacaba la máxima del partido tras 4 minutos de juego (25-13), pero de ahí en más el encuentro dio un giro inesperado. Con un equipo plagado de jugadores jóvenes y un buen extranjero, el visitante empezó a defender duro y atacar el rebote más que nunca, llenándose de segundas chances e idas a la línea. Goes no encontraba juego y las variantes que Lovera hacía ingresar (Tortajada y más adelante Brian García) no mantuvieron el nivel ofensivo del equipo.

Larre Borges empezó a encontrar su juego y reducía las cosas a 6 unidades a falta de 3 minutos para el descanso. Para colmo, Brown se cargaba de faltas y en el cierre lo haría Jackson. Con ambos extranjeros afuera, fue el momento que el visitante tuvo para emparejar las acciones.

A falta de 20´ la diferencia ya era de 3 puntos y la última posesión la tendría Goes, pero Brian García falló el triple (no fueron buenos los números colectivos en el juego, 2 de 22 desde la línea de 3) y  en la recarga Diego Álvarez puso un triplazo (casi desde la mitad de la cancha) que dejaba las cosas iguales: 32 – 32 y un visitante en franca mejoría, pero aún quedaba mucho y había mucho por corregir.

Sin embargo, el complemento no cambiaría mucho las cosas. Goes no lograba acomodarse en el partido y Larre Borges hacía su juego, que era defender duro y correr la cancha en busca de seguir cargando a los extranjeros misioneros de faltas. Rakim Brown fue muy atacado y Jackson las ganaba o perdía cuando se emparejaba con el extranjero visitante.

A los 3 minutos del tercero Larre Borges pasaba por primera vez en el juego y, casi hasta el final, no daría el brazo a torcer. No solo eso, sino que empezaba a encontrar rentas favorables en el juego y dominaba ambos aros.

Pero Goes encontró, en el momento más duro del partido, a Fernando Martínez. El base empezó a manejar los ataques y a buscarse sus propios dobles frente a una defensa que se plantaba en zona y se aprovechaba de los malos porcentajes misioneros. El “enano”, ayudado por Brian García y alguna cosa de Brown, mantenían al equipo en partido.

Sobre el cierre, el visitante nuevamente encontraba algo de espacios en la defensa misionera y lograba sacar 5 de ventaja tras el sonido de la chicharra: 47 – 52 y un debut que definitivamente se había tornado cuesta arriba.

El último período estuvo lleno de emoción, nerviosismo y errores por todos lados, pero también tuvo a Goes yendo al frente por el partido y por hacerse fuerte en la Plaza.

El misionero descontaba al minuto y se ponía un doble abajo tras un doble y falta sobre Brown, pero en la recarga Nicoletti ponía un triple que devolvían las cosas a su lugar. Y así fue el último período: Goes arremetía pero con mucha desprolijidad y Larre Borges, que tampoco se mostraba preciso a pesar de estar por delante, no permitía que se le escape la diferencia.

 Las rentas del visitante no superaban nunca los 5 puntos, pero el misionero no podía terminar de ponerse a tiro porque no lograba jugar con tranquilidad. Solo cuando Fernando Martínez era quién tomaba las decisiones era que el equipo respondía bien.

 A falta de 3 minutos el visitante ganaba 59 a 62 y disponía de dos libres en manos de su extranjero, pero ambos tiros no entraron y Goes tenía otra vida, pero en la recarga el tiro no entró y nuevamente se cometía falta sobre Johnson, que esta vez sí pondría ambos lanzamientos. 5 arriba “Larre” y dos minutos por jugarse. Panorama complicado.

Afortunadamente, Jackson puse un doble rápido que volvía a poner a una pelota al misionero. Goes cortó a Diego Álvarez que marró, nuevamente, ambos lanzamientos y dejaba a Goes con posesión cuando restaba un minuto y medio por jugarse.

Jackson puso un doble muy festejado que ponía a los de Lovera a tan solo un punto y 1 minuto por jugarse. Ahora la presión la tenía Larre Borges, que debía convertir para no darle la posibilidad a Goes de pasar.

El tiro de López no entró, el rebote lo bajó Martínez y el “enano” se “inventó” una falta y dos tiros libres que podían ser oro para Goes. Restaban tan solo 48´por jugarse. Martínez, sin embargo, puso solo uno de los dos lanzamientos y el juego quedaba igualado en 64 y la posesión era del visitante.

Goes pudo defender la bola correctamente y forzó la pérdida rival: en la recarga Martínez nuevamente es cortado y parecía que la ventaja la tendría nuevamente Goes, como al principio del partido, pero cuando más dolía. Increíblemente, los dos lanzamientos entraron y salieron y la última pelota, a falta de 24 segundos, sería para Larre Borges.

Nicoletti tuvo la victoria en sus manos pero el tiro fue muy esquinado y estuvo lejos de entrar. Brown bajó el rebote y lo intentó con los pocos segundos que le quedaban, pero no pudo siquiera sacar un tiro lejano. Iguales en 64 y todo por definirse en los 5 minutos de tiempo suplementario.

Goes había salido vivo de un muy mal partido y tenía la oportunidad de llevárselo poniendo en cancha la jerarquía con la que este plantel cuenta. Y así fue.

Larre Borges rápidamente se iba por 4 pero aparecía Fernando Martínez, con dos penetraciones exquisitas, para igualar el juego. Jackson recibía la falta abajo del aro y convertía uno, dándole a Goes, por fin, la ventaja en el marcador cuando quedaban 2 minutos por jugarse. De ahí en más, el misionero no soltaría más el partido.

Brian García primero y Fernando Martínez, esta vez sí, con dos libres convertidos, le daban al local 5 de renta y provocaban el delirio de un estadio que se llenó de bote a bote para apoyar al equipo del barrio.

El misionero cerraba mejor el partido, con más tranquilidad, y eso bastó para debutar con victoria. Finalmente, el partido se lo llevó Goes por cifras de 79 a 73 frente a un Larre Borges que dio mucha pelea.

Toca mejorar mucho de cara al clásico, pero era clave conseguir la victoria en el debut para empezar la Liga con buenas sensaciones. Se jugó un partido de dientes apretados, y en una semana habrá otro similar, pero Goes debe saber sobrellevar estos juegos para pensar en pelearle a los de arriba.

Link a las estadísticas: <<AQUÍ>>